Cómo limpiar las orejas a un perro

Cómo limpiar las orejas a un perro

El oído de tu perro alberga un sistema muy sensible para registrar sonidos a una frecuencia muy diferente a la del oído humano. Este es un órgano muy importante y por eso debes conocer las pautas para mantenerlos limpios y en buen estado de salud. Aquí vamos a explicarte lo que necesitas saber para poder cuidar las orejitas de tu peludo aplicando los conocimientos adecuados.

Conoce un poco del oído del perro

La morfología de las orejas de los perros puede variar según la raza, pero sin importar la forma de este órgano, lo importante es mantener limpios los oídos para que puedan funcionar correctamente.

La forma adecuada de limpiar los oídos de los perros es asegurándose de que no quede ningún resto de secreción de cerumen en el fondo del pabellón auditivo, ya que esto es algo que sucede porque el oído canino tiene una forma de L que provoca que queden residuos de cera en el inicio del canal.

Además cuando los perros tienen mucho pelaje puede suceder que el mismo pelo invada la parte interna de la oreja lo que puede generar enfermedades en los oídos como lo es la otitis. En este sentido, debes evitar la humedad en el oído de los perros para no favorecer el crecimiento de bacterias que provocan infecciones. A continuación, te explicaremos cómo limpiar los oídos para que puedas garantizar la salud de este órgano en tu perro.

Pasos para limpiar los oídos de tu perro

Limpiar los oídos de tu perro no es una tarea muy complicada, pero sí debes tener en cuenta ciertos aspectos por qué se trata de una zona muy delicada y sensible. Además recuerda que se trata de un órgano esencial para tu mascota que puede comprometer su audición. Por eso en todo el proceso de limpieza debes actuar con mucha sutileza.

1. Lo primero que debes hacer es limpiar la parte exterior de la oreja utilizando una toalla húmeda.

2. Después debes tomar una gasa esterilizada y humedecer con un poco de producto de limpieza para oídos de perros. Con la gasa debes limpiar el interior de la oreja sin olvidar entrar entre los pliegues. Haz esta operación en forma de masaje para que el perro no la sienta como invasiva.

3. Ahora tienes que limpiar el canal auditivo y para eso tienes que echar dentro del oído de tu mascota, el líquido para limpiar los oídos de los perros. Para esto te recomendamos que te fijes en las instrucciones del empaque del producto y cuando lo hayas colocado en el interior del oído del perro tienes que masajear la base de la oreja desde el exterior para lograr que se desprenda el exceso de cera fácilmente.

4. Ahora con una gasa esterilizada quitarás los restos de suciedad y cerumen.

De esta misma forma también se pueden limpiar las orejas a un gato, pero recuerda siempre ser muy sutil en cada paso, porque estos animales detestan este tipo de sensaciones cerca de sus oídos.

Con qué frecuencia se deben limpiar los oídos de los perros

Esto puede variar dependiendo de la raza de perro, pues en cada tipo la forma de las orejas puede cambiar. Por ejemplo, en el caso de las razas de orejas caídas como el cocker spaniel es necesario realizar una limpieza de oídos con mayor frecuencia, ya que son más propensos a infecciones como la otitis.

Esto sucede porque las orejas que son más largas y no dan lugar a un flujo de aire con normalidad, provocando que la humedad y los desechos queden atrapados con facilidad dentro del canal auditivo. Esto puede desencadenar fácilmente una infección por hongos y por eso es tan importante el cuidado de los oídos en los perros con orejas caídas.

También debes tener presente que los perros que les gusta nadar necesitarán una limpieza regular de sus orejas y oídos porque la humedad puede hacer que sean más propensos a infecciones. Pero para concluir queremos decirte que la norma general indica que la rutina de limpieza de oídos debe hacerse una vez a la semana para mantener este órgano en perfecto estado de salud.

Signos de que tu perro tiene una infección de oído

Aprovechando que estamos hablando del bienestar de los oídos de los perros, queremos explicarte las señales que te indicarán cuando tu mascota tiene una infección. Tu peludo tendrá las orejas más sensibles al tacto y generalmente se ponen de color rojizo y se inflaman.

También puedes notar que tu perro sacude la cabeza con mucha frecuencia o trata de rascarse las orejas porque siente un gran malestar en esa zona. En algunos casos puedes notar una secreción en el oído con color inusual y olor.

Si ves que tu perro tiene un polvo en sus orejas como si se tratara de grumos de café molido, puede deberse a los ácaros que son una causa muy frecuente de infecciones de oído. Si tu perro tiene alguno de estos signos en sus orejas y piensas que puede tener una infección lo que debes hacer es llevarlo al veterinario, quién le pondrá un tratamiento con antibióticos y gotas para erradicar la infección.

This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.
Curso online de peluquería para perros
Curso online de peluquería para perros

Artículos relacionados